martes, 15 de diciembre de 2015

César Santos


Aunque nació en Cuba en 1982, César Santos es un ‘ciudadano del óleo’ pues muy jovencito emigró a los Estados Unidos (en 1995 ya estaba en Miami), y allí comenzó a desarrollar sus inquietudes
artísticas, pero recientemente le veíamos viviendo y trabajando en Suecia, donde ha enseñado con varios
talleres sobre la manera tradicional de dibujo y pintura en el Atelier de Estocolmo.



Al graduarse, Santos regresó a Miami, donde construyó una carrera exitosa. Su obra está en colecciones privadas y públicas de Europa, América Latina y América del Norte y continuamente da cursos en América y Europa. Sus obras son muy cotizadas.




Su obra refleja una yuxtaposición de las interpretaciones clásicas y modernas dentro de la pintura.
 Sus influencias van desde el Renacimiento hasta los maestros del Modernismo del siglo XIX. Con su excelente técnica, infunde una armonía entre lo natural y lo conceptual para crear obras provocativas y dramáticas.




Santos tiene una variada temática en su pintura, que aunque pueda parecer muy influenciada por los grandes maestros de la antiguedad, en realidad se nutre de la historia de ellos, y no solo de sus obras, pero también encierran sus cuadros grandes temas metafóricos sobre asuntos transcendentales que pueden incidir en las sensaciones de sus espectadores “dando a la gente espacio para pensar y experimentar la ilusión.”




 Así que es fácil encontrarnos ante sus “Tres Gracias“, o ante una alegoría en la que el propio pintor ataca a Picasso, o como en su último cuadro en un encuentro con Rembrandt mostrándole “El tatuaje nuevo“.  El pintor no solo deja claro su talento técnico para replicar elementos fundamentales de pinturas clásicas, sino que además los ubica en situaciones diferentes a las originales desde su perspectiva y su gusto.










































1 comentario:

  1. ¡Magnífica pintura llena de simbolismo y muy original!!
    Un saludo.

    ResponderEliminar