jueves, 29 de octubre de 2015

Annick Bouvier


Nacida en la ciudad de Nevers, Francia, en el año 1964, Annick bebió desde pequeña el amor por el arte a través de su padre, pediatra de profesión y admirador de los grandes artistas de su época.




Antes de dedicarse de lleno a la pintura, Annick ha sido una creativa de moda muy afamada tanto en el campo del cine como de la publicidad.

                                                                                                                                                                 
                              















Sus trabajos son una deliciosa explosión de figuras femeninas tan sensuales como sutiles y tan desenvueltas como apacibles.







Mujeres retratadas con la caricia de un pincel fino, detallista, sereno y muy sensual.



Mujeres elegantes, sorprendidas en momentos íntimos y cotidianos, a veces reflexivos,
vestidas con telas ligeras y glamurosas que cubren a una mujer encantada de dejarse arrullar por sedas, rasos, zapatos de tacón y corpiños, sin dejar por ello de tener una actitud persuasiva y contundente.



Casi siempre la pintora nos sorprende con la quietud y sensual pose de las modelos,
sin delatar hacia donde dirigen su mirada, pero presintiéndola, por toda la actitud de la
retratada, hacia el infinito. Son quizá los colores que utiliza en sus cuadros el contraste perfecto:
La fría tranquilidad soñadora del conjunto de los tonos azules, en contraste armónico con el
rojo apasionado. Sin duda cuadros cargados de sensualidad y glamour.










Vie Dunn.Harr


Vie Dunn-Harr nació en San Antonio, Texas (EE.UU.) en 1953.
 Dunn-Harr encontró su expresión artística poco a poco, pero deliberadamente, y continúa explorando las muchas posibilidades en las artes.

 Estudió en Florencia, Italia en el Lorenzo de Medici Instituto de Arte y al Toblach-Dobbiaco
Academia Italia.


 Sus obras son formas orgánicas arraigadas en elementos arquitectónicos. Las formas son sensuales y retratan la fuerza y la fragilidad de la naturaleza.
 Dunn-Harr se considera una pintora contemporánea y ha expuesto en los EE.UU., Europa y México. 

Logra plasmar de una manera tan espontánea la esencia misma del movimiento de la naturaleza, sus colores, las luces y las formas, y que al mismo tiempo, su efecto en el lienzo fuera el de las más bellas pinturas realistas.




" Mis obras son un reflejo de todo lo que yo veo y los que conozco. He observado que una flor, como una mujer, es una creación delicada.
 Sin embargo, cada uno tiene fortalezas que les permiten a prevalecer sobre la adversidad ".




Técnica:

 La artista tiene un estilo único y peculiar para pintar flores en fondos, podríamos considerar, abstractos.
 El secreto de su pintura está en su particular proceso creativo. Primero busca inspiración en revistas de diseño de interiores buscando una habitación que le inspire, y cuando la haya, la toma como
referencia para “introducir” su arte en ella. Es como si pintara para decorar esa habitación.



Después escoge el tamaño del lienzo, el que considera más acorde al tamaño de la habitación que le ha inspirado.
 Después cubre el lienzo con capa fina de Liquin, estudia la estructura y la composición de la habitación y comienza a pintar una abstracción con el Liquin aún húmedo. 
Cuando ha cubierto todo el lienzo pasa a un proceso de pensar cual será el contenido que mejor encaja en el fondo abstracto. Normalmente es una o varias flores. Busca fotos para inspirarse de nuevo y cuando se decide pinta  el elemento escogido encima del fondo abstracto que aún está húmedo.




Con esta técnica, la pintora tarda cerca de 6 a 10 horas diarias en la elaboración de sus obras de arte,
 y puede llevarle días o meses dependiendo de la complejidad del cuadro que le ocupe en cada momento.


Ella es una convencida de que la creatividad requiere de tiempo, que no es fácil conseguir buenos resultados si no se maduran las ideas y se dedica días y hasta meses a ir madurándolas  y
plasmándolas en el lienzo.
 Los cuadros modernos son, ante todo, un complemento decorativo, pero eso no ha de restar
absolutamente nada del componente artístico a la obra, más bien al revés. 



lunes, 26 de octubre de 2015

Marta Penter


La artista brasileña Marta Penter, Nació en Porto Alegre, Brasil, en 1957.
 Ha estado desde pequeña conectada con el mundo del arte.



Fue a diversas escuelas en Brasil, pero finalmente se decantó por estudiar Psicología, 
aunque por uno de esos reveses del destino, ha acabado dedicándose a lo que más le gusta: el arte. 
Aún así, no puede evitar plasmar su particular análisis psicológico a la realidad en sus obras. 






Se ha especializado en las técnicas de acuarela y óleo, además en blanco y negro creando un juego de sombras y matices que dota de intimidad a sus obras de gran escala y de gran realismo, como si estuviéramos viendo una fotografía.







Pinta en óleo y acuarela, con un estilo hiperrealista o fotorrealista, practicando una temática centrada en la figura femenina.
La mayor parte de sus obras son de gran formato.







Posee un dominio absoluto del dibujo y de la luz, dando gran realce a las sombras, logrando así ambientes únicos e intimistas.